Sopa de tomate con zucchini salteado

Hola, buen día para tod@s los que me leen y para el mundo mundial ¡jajaja!

Hoy he querido publicar esta cena para esas noches que llegamos a casa cansad@s, con hambre y con ganas de comer algo especial, pero sin mucho tiempo o sin muchas ganas de dedicar mucho tiempo.

Ya por estos lados del mundo está entrando el frío y muchas veces apetece comer algo calentito, es por eso que las sopas se están adueñando de mis cenas y de algunos almuerzos, la verdad que ha resultado ideal y está genial tanto para acompañar un almuerzo como para cenar ligero y rico.

Esta vez he usado aceite de sésamo y semillas de sésamo, puesto que tienen un sin fin de beneficios para nuestra salud, entre los que podemos encontrar:

  • Gran cantidad de magnesio el cual nos ayuda a combatir el cansancio tanto físico como mental, en muchos casos ayuda a contrarrestar los síntomas de depresión
  • Rico en vitamina E, la cual es beneficiosa para fortalecer la memoria y proteger las célula nerviosas
  • Ayuda a disminuir el dolor ocasionado por enfermedades como artritis, artrosis, fibromialgia, entre otras, ya que posee propiedades antiinflamatorias
  • Nuestros amigos del Oriente medio lo consideran como el aceite de la mujer ¡Yajuuuu, tenemos nuestro propio aceite! puesto que ayuda a combatir los dolores menstruales, retarda el envejecimiento entre otras

Bueno chic@s, si preparan este plato deseo de todo corazón que lo disfruten y que al comerlo tengan la plena conciencia que le están dando a su cuerpo SALUD.  Bendiciones infinitas para tod@s

IMG_5537

Características

  • Cena saludable
  • Acompañante de almuerzo ideal
  • Libre de gluten
  • Libre de lacteos
  • Vegano
  • Sin azúcares refinados
  • Sin harinas

¿Qué uso?

  • 1 zucchini grande (calabacín)
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 2 tomates bien rojos (recomiendo que estén duros)
  • 1 cdta de oregano
  • 1 cdta de romero
  • 1 cdta de sésamo tostado
  • 1/2 cdta de chile en polvo
  • 25 g de aceitunas verdes rellenas de pimiento
  • 20 g de perejil fresco
  • 2 cdas de aceite de sésamo (ajonjolí)
  • 1/2 taza de agua

¿Cómo hago?

  • Lavar muy bien los vegetales con agua fría y un chorrito de vinagre de manzana
  • Con un pelador hacer tiritas finas con el calabacín (intentando imitar pasta fina).  Recomiendo no quitar ni la base ni la punta del calabacín para que sea más fácil hacer las tiritas. Sacar tiritas de calabacín hasta llegar al centro (semillas) para que salgan tiras enteras, reservarlas en una taza y cortar en cuadros el centro del calabacín no usado
  • Picar el resto de los vegetales en cuadros pequeños
  • Hacer un corte de estrella en la base de los tomates
  • En una olla grande agregar 1 cda de aceite de sésamo, junto con todos los vegetales y los cuadritos del centro del calabacín, las especias (menos el sésamo y el chile), sofreír a fuego lento durante 10 minutos aproximadamente, moviendo de vez en cuando con una cuchara de madera para que no se pegue
  • Pasados los 10 minutos agregar 1/2 taza de agua, remover y dejar cocinar 5 minutos más
  • Pasados los 5 minutos agregar el cilantro fresco, tapar, bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar por 5 minutos más
  • Faltando 5 minutos de cocción de los vegetales, agregar en una sartén grande 1 cda de aceite de sésamo junto el sésamo y el chile, dejar tostar por 2 minutos a fuego medio bajo
  • Agregar el zucchini en la sartén y sofreír por 5 minutos justos para que quede crujientito
  • Finalizado el tiempo de cocción de los vegetales, apartar del fuego y procesar a máxima potencia durante 5 minutos aproximadamente hasta que quede una mezcla suave y espesa

Recomendación para servir:

En un plato hondo, servir un poco de sopa, con la ayuda de dos tenedores tomar zucchini y agregarlo sobre la sopa en la mitad del plato, finalmente decorar con un poco más de sésamo, las aceitunas  y un toque más de sopa por encima

Y el paso a paso aquí:

IMG_5526IMG_5527IMG_5530IMG_5531IMG_5532IMG_5533IMG_5534IMG_5535IMG_5536

Si no tienes aceite de sésamo puedes usar aceite de oliva virgen extra o aceite de coco.  Si no tienes calabacín verde puedes usar calabacín blanco o el que esté de temporada en tu zona.  No es necesario agregarle sal, por la propia sal de las aceitunas, pero si consideras necesario puedes usar una pizca de sal, recomiendo sal rosa del Himalaya.

Conciencia y coherencia con lo que hacemos y lo que queremos
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s