Galletas de calabaza y chocolate

¡Hola!
Últimamente hay tanto problemas con la alimentación, con las intolerancias, y tanto interés por comer sano que preparar nuestras propias galletas, dulces, tartas se está volviendo más interesante y más divertido o por lo menos así lo es para mí.
Solo aquel que debe lidiar con ¡tienes prohibido comer tal cosa! puede entender las ganas que dan de comer eso que te prohíben, pero gracias a la naturaleza tan sabia siempre tendremos las opciones para sustituir eso prohibido por algo aún más rico. Así me ha pasado con estas deliciosas galletas, me han gustado más de lo que pensaba.  Al comerlas me traen un leve recuerdo a la torta negra (torta típica navideña en Venezuela).
Estas galletas tienen un ingrediente muy especial, definitivamente soy una persona sumamente bendecida por la vida, una de las personas mas bondadosas que conozco hace un tiempo me sorprendió con un detalle espectacular, ¿recuerdan?, lo mostré en mi cuenta de instagram @paolaz3012, era una caja muy grande llena de regalos para mí, pero no eran unos simples regalos, eran regalos hechos a mano, 100% naturales y también unas gotas de chocolate sin azúcar que no encontraba el momento para usarlas de la mejor manera, estas galletas deberían llamarse galletas Ania. ¿Tu que opinas? Jajaja! Están preparadas en tu nombre Ania, peroooo no las has podido probar, así que me veo obligada a prepararlas de nuevo solo para ti.
Una de las cosas que más me gusta de hacer este tipo de galletas es que puedo compartir.  Mi forma (muy personal) de agradecer por tantas bendiciones, por tanto apoyo y por tanto cariño es compartiendo lo que sale de mi cocina, es algo que sencillamente me llena el alma, estas galletas las he compartido con ángeles terrenales que simplemente con una mirada me lo dicen todo. ¡GRACIAS!

image5

Características

  • Libres de gluten
  • Libres de lácteos
  • Sin huevo
  • Sin azúcares ni harinas refinadas
  • Veganas
  • Ideal para ofrecerle a los más pequeños de la casa unas galletas que tienen VERDURA y que les encantará, además también son fáciles de hacer y pueden integrarlos en la elaboración

¿Qué uso?

  • 400g de calabaza cruda
  • 5 clavos de olor
  • 1/2 taza de harina de arroz
  • 1 puñado de nueces
  • 4 dátiles remojados
  • 1 puñado de gotas de chocolate sin azúcar
  • 1 puñado de pasas
  • 1 cdta de canela
  • 2 cada de coco rallado
  • 3 cdas de cacao amargo
  • Zumo de 1/2 limón
  • 1 cda de esencia de vainilla

¿Cómo hago?

  • Partir los dátiles por la mitad y retirar la semilla
  • Pelar y picar la calabaza en trozos grandes, agregarlos a una olla pequeña junto con el zumo del limón, la vainilla, los clavos de olor, los dátiles y un poco del agua donde se remojaron los dátiles (solo un poco, unas 4 cdas aproximadamente)
  • Llevar a fuego lento, tapar la olla, dejar cocinar por unos 25 a 30 min aproximadamente.  Es importante estar pendiente y de vez en cuando remover la calabaza para que no se pegue a la olla, si es necesario agregar un poco más de agua, pero no demasiada ya que la calabaza va soltando su propia agua. Si se agrega mucha agua quedará muy líquida y será necesario usar más harina al final
  • Mientras se cocina la calabaza, en un bol grande mezclar todos los ingredientes secos
  • Cuando este cocida la calabaza junto con los dátiles apartar del fuego, retirar los clavitos de olor y dejar enfriar unos 5 minutos
  • Procesar la calabaza a máxima potencia hasta obtener un puré homogéneo
  • Agregar poco a poco el puré al bol que tiene los ingredientes secos, e ir mezclando con un tenedor de madera hasta obtener una mezcla uniforme
  • Cubrir con papel de cocina una bandeja de horno
  • Con la ayuda de un molde pequeño de galletas agregar dos cdas de mezcla por cada galleta, aplanar con la misma cuchara e intentar que todas queden iguales para que se cocinen parejas
  • Recomiendo dejar las galletas de un dedo de grosor aproximadamente
  • Llevar al horno por 40min a 200ºC o hasta que esten doraditas por arriba
  • Esperar a que se enfríen para sacarlas de la bandeja, ya que se pueden romper al querer despegarlas antes de tiempo
  • Se pueden guardar en un envase de vidrio y mantener fuera de la nevera
  • No quedan unas galletas crujientes al 100%, quedan una galletas tostaditas por fuera y suavecitas por dentro

Y el paso a paso aquí:

image1image2image3image12image11image10image9image7image8

Deseo que las disfruten tanto como yo.  Estas galletas son ideales para tener en casa para merendar, para desayunar, para compartir.  También son ideales para preparar y llevarlas a una reunión, un compartir o lo que se nos ocurra.  Si no tienes harina de arroz integral y las quieres igualmente sin gluten puedes usar harina de trigo sarraceno, harina de garbanzos. 

Conciencia y coherencia con lo que hacemos y lo que queremos
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s